Real Madrid se estrelló contra el Vilarreal

Real Madrid se estrelló contra el Vilarreal

Real Madrid se estrelló contra el Vilarreal

Con un gol de Roberto Soldado en el minuto 9 del primer tiempo, el Villarreal venció en El Madrigal 1 – 0 al Real Madrid, que contó en el campo de juego durante todo el compromiso con James Rodríguez.

Marcelino García, el director técnico del Villarreal, dijo en la previa de este partido que tenía la fórmula para frenar a Cristiano Ronaldo. Una premisa para nada lejana porque en la práctica, el Submarino Amarino amarillo no solo bloqueó a CR7, sino que desconectó a todo el Real Madrid, a través de un equipo corto, seguro con el balón y de fugaces transiciones.

Un ex jugador de la casa blanca, Roberto Soldado, marcó el primer gol del local con esta fórmula; Modric perdió el balón, Cedric Bakambu fue el asistente y el nueve definió entre las piernas de Keylor Navas. Un gol a la hechura de lo planificado por su técnico, quien de paso se ganó una cuota importante de credibilidad, más de la que ya tenía con un equipo al que tiene en las primeras posiciones de la Liga, en parte debido a lo fuerte que es en El Madrigal.

La seguidilla de cinco triunfos que arrastraba el Madrid no se notaba. En muchos pasajes este equipo fue el mismo al que humilló el Barcelona, con un James Rodríguez inconexo en medio de dos murallas amarillas dispuestas a romper cualquier asomo ofensivo de un equipo al que parecía quemarle el balón.

En esa libretica de Benítez debía estar la solución del Real Madrid porque si algo hizo el entrenador después del tanto de Soldado fue anotar. Quien sabe si los 15 minutos del entretiempo serían suficientes para decirles todo lo consignado allí, pero si de algo estaba seguro el DT era de modificar sustancialmente la propuesta que tenía.

Hubo un cambio de actitud en el Real Madrid. Sus primeros minutos en el periodo complementario fueron muy buenos, arrinconando al Villarreal, sometiéndolo con centros, pelotazos y movilidad. James creció y con él se vio un fútbol más fluido. Estaba cerca el empate, pero también estaba claro que ante cualquier desliz en la zona posterior o una pérdida el balón, Villarreal tenía las suficientes armas para aumentar la ventaja.

Entonces el partido adquirió otro tono. Pasó al territorio de lo intenso y con el correr de los minutos la imprecisión se hizo presente también porque fueron al menos siete opciones para anotar las que tuvo Real Madrid y ninguna entró, bien sea por falta de puntería, el arquero local o algún defensor del Villarreal que se interponía en los planes ‘Merengues’ de salir imbatido del estadio El Madrigal.

Isco y Kovacic fueron las soluciones que desde el banco de suplentes envió Rafa Benítez. Corría el minuto 77 cuando esto ocurrió y quienes salieron fueron Modric y Casemiro. ¡Mantuvo a James!, ya que se creía en el colombiano como un candidato a abandonar el campo, no tanto por su nivel, sino por la tendencia de ser él quien salga de los compromisos.

Premio para el colombiano porque él ayudó a orquestar algunas de las mejores jugadas ofensivas del equipo, pese a jugar sobre el sector derecho durante el segundo tiempo. No obstante, su esfuerzo, como el de todo el equipo, resultó en vano para vulnerar la resistencia del local.

La derrota cayó como un balde de agua helada para el Real Madrid porque aspiraba con recortar la diferencia de cinco puntos que tiene con relación al Barcelona (empató como local ante el Deportivo).

13 Diciembre, 2015 / by / in ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *